Hoy en nuestro BLOG se habla de……………..

La seguridad energética podemos explicarla desde dos puntos de vista. El primero relacionado con la eficiencia energética de un hogar mientras que el segundo se posiciona del lado de laprotección de la vivienda y las personas que habiten en ella.

 

¿Qué es la eficiencia energética y cómo se consigue?

 

La eficiencia energética queda patente cuando nuestro edificio cuenta con el certificado de Eficiencia Energética de la Normativa Europea que asegura que el calor de todas las viviendas del inmueble no se escapa por ningún lado gracias a una rehabilitación térmica optimizada.

 

Además de las obras que se ejecutan en las casas para llevar a cabo esta premisa, los consumidores de energía deben saber que existen otras maneras de ahorrar energía y dinero en la factura de la luz.

Una de las formas de lograr el objetivo del ahorro en cada hogar es apostar por una tarifa eléctrica adecuada a las necesidades del cliente. Tomando como referencia esta idea, las comercializadoras apuestan por planes de luz y de gas (por separado o en conjunto) en los cuales se relacionan el consumo individual con el precio del kW de eléctrico y del gas natural.

 

  • Sin discriminación horaria. El precio de la luz es el mismo durante todo el día.
  • Con discriminación horaria. La energía cambia de coste dependiendo de la hora del día siendo el periodo nocturno más barato que el diurno.

 

En este enlace podrás informarte de las condiciones específicas de las comercializadoras que apuestan por estas tarifas.

 

Esta premisa de pagar solo por la energía consumida -para economizar recursos y dinero- debe estar presente en el momento en el cual damos de alta la luz en nuestra casa para que nadie se equivoque al contratar la potencia necesaria ni la tarifa de luz pertinente a las necesidades del consumidor.

 

Para saber cuáles son los pasos a tener en cuenta para dar de alta la luz, pincha aquí.

 

Las normas de seguridad eléctrica

 

Disfrutar de un hogar seguro -en términos de luz- es invertir en salud y en calidad de vida. A esto nos referimos cuando hablamos de la importancia de contar con una instalación eléctrica adecuada que nos ayude a evitar accidentes domésticos tanto leves como graves, sobre todo en el baño.

 

 

 

¡Cuidado, zona peligrosa!

 

El cuarto del baño es una de las zonas más peligrosas de la casa puesto que en un mismo espacio conviven agua y electricidad. Por lo tanto, es necesario establecer ciertas precauciones para evitar descargas eléctricas en un momento determinado.

 

El Reglamento Electrotécnico de Baja Tensión (REBT) da los siguientes consejos:

 

  • Las instalaciones eléctricas (enchufes, interruptores, lámparas, etcétera) están prohibidas en las zonas de la bañera y la ducha.
  • Perímetro de seguridad. Este debe tener un metro y lo estableceremos alrededor de la bañera y la ducha. Este punto se refiere a los interruptores, cajas de empalme y tomas de pared.
  • Tipos de enchufes. La recomendación es que estos tengan toma de tierra.
  • Calentador de agua. Siempre debe instalarse fuera de la zona de prohibición y la conexión del mismo tiene que realizarse a través de un interruptor bipolar (este permite una desconexión sencilla en cualquier momento).